2000x1200

Vivienda 321

Vivir en un oasis. Pasar la vida en un hotel de cinco estrellas. Llegar por la noche y acostarse, en el dormitorio, como si siempre fueran vacaciones. Esos eran algunos de los deseos de esta familia. Ansiaban sentirse tan arropados y felices como en un hotel de lujo en su propia casa. Y Vivienda 321 es la vivienda unifamiliar que les aporta todo lo que deseaban.

Dialogando estrechamente con ellos, cuidamos y tratamos todos los detalles, procurando cumplir todos sus deseos y permitiendo, así, que abrieran un nuevo capítulo en su vida al trasladarse de un piso urbano a esta espaciosa residencia que, combinando sus tres niveles, suma 625 metros cuadrados de superficie.

Nuestra Vivienda 321 es una vivienda unifamiliar de la localidad de Carlet concebida a modo de ejercicio de equilibrio cuya melodía arquitectónica combina una vegetación exótica, una piscina de ensueño y un estilo sofisticado que evoca el de un exclusivo resort con vistas al Pacífico.

Situada sobre una colina en la comarca valenciana de la Ribera Alta, lo más desatacado de su diseño es su estructura de cintas de hormigón que permite un juego de luces y sombras, de interior y exterior, de vegetación en cada terraza y de una sensación visual diferente.

Esas cintas, al igual que el resto de la vivienda, se construyen en hormigón prefabricado, a partir de una estructura tridimensional planificada previamente en un proyecto milimétricamente estudiado en el que el encaje de los módulos en la parcela genera una obra capaz de reducir plazos, costes y riesgos, tanto humanos como económicos.

En los intersticios se introduce la vegetación y se habilitan espacios al aire libre. Se desdibujan, así, los límites entre el interior y el exterior de la vivienda, logrando una imagen fluida y coordinada. Incluso, como detalle singular, ubicamos dos árboles capaces de internarse físicamente en la residencia.

La vivienda revela su elegancia en los detalles, en la sofisticación de la cocina y de sus electrodomésticos, en el jacuzzi climatizado en el exterior, en el bambú que reviste el techado de la terraza y en la vinacoteca que – junto con el garaje y el gimnasio – ocupa la planta del sótano.

Algunos de los imprescindibles de esta familia eran: un salón – comedor de 100 metros cuadrados, una piscina de fantasía y un jardín exuberante. Desde Ascoz escuchamos atentamente sus ideas y definimos un proyecto que les aportaba todo aquello que soñaban y mucho más.

Los materiales, la apertura de las dos habitaciones a sus respectivos cuartos de baño en la planta superior y el diseño estilizado de la escalera principal reflejan el hedonismo sin complejos que la familia deseaba para su nuevo hogar.

Vivienda-unifamiliar-Vivienda321-01

Arquitecto: Damián Ascoz Carrió

Arquitecto Técnico: Luis Sancho Martínez

Fotografía: Alejandro Gómez Vives

Carpintería exterior: Dekovent

Carpintería madera: Fuster Alonso

Cosina, griferías, sanitarios y revestimientos: Porcelanosa

Interiorismo: Zdenkalara Interiorismo

Piscina: ITP PISCINAS

Climatización: Maxim Benestar

Constructor: Ekons by Viosque

¿Buscas ayuda con tus ideas?